“¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?”, una maravillosa comedia romántica...

“¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?”, una maravillosa comedia romántica de Billy Wilder

0 1064

“¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?” (Avanti!, título original) es una magnífica película italoestadounidense del género de comedia romántica. El sublime guión, de Billy Wilder e I. A. L. Diamond (un dúo inolvidable en la historia del cine), se basa en la obra de teatro homónima de 1968, escrita por Samuel Taylor.

La película fue dirigida por el gran Billy Wilder y contó con la gran actuación de Jack Lemmon, Juliet Mills y Clive Revill. Se estrenó en 1972.  Se trata de una de las últimas cintas de Billy Wilder que volvió a contar con uno de sus actores preferidos, Jack Lemmon, con quien ya había triunfado en películas como “El apartamento” , “En Bandeja de Plata”, “Con faldas y a lo loco” y  “Irma la Dulce”. 

Una vez más, la pareja Wilder&Lemmon nos deja una obra inolvidable, una maravilla del cine, una joya para disfrutar siempre.  “Avanti” (la traducción española del  título no hay por donde cogerla) es una divertidísima comedia de enredos injustamente infravalorada en el conjunto de la sobresaliente  filmografía de Wilder.

Esta es una breve sipnosis de esta divertida y atrayente comedia romántica: Wendell Armbruster (Jack Lemmon) es un singular hombre de negocios norteamericano que debe viajar al sur de Italia, donde su padre ha fallecido en un accidente de coche. Pese a que tratan de ocultárselo,  finalmente se entera de que su padre tenía una amante, que lo acompañaba cuando falleció. Cuando entra en escena la hija de la amante (Juliet Mills), la animadversión entre ellos es instantánea,  si bien  la embarazosa situación se complica mucho más cuando los cadáveres desaparecen. A partir de aquí, los enredos suceden sin solución de continuidad.

Jack Lemmon lo borda como Wendell Armbruster, tanto que obtuvo el Globo de Oro al mejor actor musical/comedia de 1792.  Este gran actor norteamericano se mete de tal forma en el personaje que se come la pantalla cada vez que sale. Además, hay que destacar la notable actuación de Juliet Mills como Pamela Piggott; está bella, simpática y chispeante. Asimismo, ocupa un papel estelar Clive Revill como Carlo Carlucci, el pintoresco director del hotel. Sus diálogos con Jack Lemmon son antológicos.

También los personajes secundarios brillan a gran altura. Se trata de  personajes humanos, complejos, creíbles, que transmiten en cada gesto o mirada. Sin ellos, la película no sería la misma. Cada uno da un toque especial a la trama.

Por último, hay que fijarse en la maravillosa música de Carlo Rustichelli. La película toma como principal melodía acompañante la canción Senza fine, del italiano Gino Paoli. Además, la preciosa banda sonora  ayuda mucho a involucrarte en la trama; así, la  música  envuelve al espectador y provoca que uno se meta en la piel de los personajes.

En definitiva, una magnífica película que merece verse una y otra vez. Si todavía no has tenido ocasión de verla, te va a sorprender. Se trata de un filme que uno nunca olvida.

Foto vía  Cinema Lights