Las películas que fracasaron en 2014

Las películas que fracasaron en 2014

0 865

Es fácil acordarse de los éxitos de las películas más conocidas, todo el mundo habla de ellas y son pocos los que no han terminando viendo sus  aventuras en la gran pantalla. Sin embargo a veces ocurre que las grandes cintas resultan un completo fiasco, por eso repasamos algunas de las películas que fracasaron durante el año 2014.

Hércules: El origen de la leyenda

El actor de Crepúsculo Kellan Lutz no ha sabido mantener la fama e importancia de otros actores de la saga de vampiros brillantes. Quiso meterse en la piel de Hércules para contarnos sus origenes y lo único que consiguió fueron pérdidas millonarias para la productora Summit Entertainment. Costó 70 millones y solo recaudó 60.

Transcendence

Las productoras tienen que empezar a asumir que colocar a un actor muy conocido en el cartel de sus películas no es sinónimo de éxito. Y sino que se lo digan a Johnny Depp, salvo las grandes sagas como Piratas del Caribe ha encadenado un fracaso tras otro. Entre las películas que fracasaron en 2014 hay una suya, Transcendence que costó 135 millones y solo consiguió recuperar 103.

Vampire Academy

Los vampiros, como ocurrió con los zombis y pasará seguramente con los superhéroes más adelante, tienen sus modas y no es momento de hacer más películas de este estilo. Así lo demostró claramente Vampire Academy cuyo reflejo podemos tenerlo aún en series como The Vampire Diaries. Su recaudación total en todo el mundo fue de unos tristes 15 millones de dólares.

Sin City: una dama por la que matar

La segunda parte de Sin City no auguraba que las cosas se iban a torcer tanto después de la promesa de recuperar las adaptaciones de comics. Sin embargo Sin City: una dama por la que matar también fue un sonoro fiasco, costó alrededor de 90 millones de dólares, de los que no se recuperaron ni 40. Creo que una tercera entrega está más que descartada.

Pompeya

Cuando se anunció el fichaje de Kit Harington para interpretar al protagonista de Pompeya, la productora se frotaba las manos debido a la fama del actor interpretando a Jon Nieve en la serie Juego de Tronos. Nada más lejos de la realidad ya que Pompeya costó y recaudó prácticamente lo mismo, no hubo grandes beneficios (solo 2 millones) aunque la situación podría haber sido peor por su fuerte inversión de 115 millones de dólares.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS